viernes, 12 de mayo de 2017

¿Found Footage? ya basta de terror improvisado.


"El proyecto de la bruja de Blair" fue una éxito, nadie tiene duda de ello. Un documental sobre un grupo de "chavos" que se adentran en el bosque en búsqueda de una bruja, no suena como algo muy especial, pero cuando la bruja abate a todos frente a la cámara de mano, haciendo creer al espectador que había sido testigo de un documental maldito, pues, bueno, fue un impacto para todos. La verdad es que esta película pertenece, junto con otras tantas, al genero de Found Footage (documental encontrado), que como vimos en la película ya mencionada, busca transmitir al espectador una sensación de experiencia real (la verdad yo nunca me la creí). Bien podríamos catalogar este estilo como una rama del falso documental, y también es importante mencionar que no todos son de terror, pero el día de hoy me centrare en este género. 

"Holocausto Caníbal" (1980) fue la primera película rodada bajo este estilo, pero "El Proyecto de la Bruja de Blair" (1999) se encargó de darle fama mundial. A raíz de este éxito vino una completa oleada con títulos memorables como: "REC" (2007), "Colverfield" (2008), "Actividad Paranormal" (2007), "JeruZalem" (2016), "Así en el cielo como en la tierra" (As above, So below 2014), y por supuesto la mejor de todas "V/H/S"/ (2012). Fueron buenos años, fuimos felices con estas películas que en su mayoría, no requerían de mucho presupuesto para ser realizadas; pero creo que muchos estarán de acuerdo conmigo cuando digo, ya basta. Ya fue suficiente de esta idea que en su momento fue muy buena y exploto al máximo su originalidad; la sorpresa -eje central de este estilo- se ha perdido. Todos los excesos son malos y como prueba de ello basta con ver dos producciones mexicanas de Found Footage que son simple y sencillamente desagradables. "Archivo 253" (2015) dirigida por Abe Rosenberg es el primer ejemplo que ofrezco de esta decadencia, me gusta apoyar el cine mexicano, en todos los géneros, pero esta película estuvo hecha para resistir cualquier intento de respaldo y cobijo. El segundo caso es más reciente, me parece la vi hace un mes, "La posesión de Altair" (2017) de Victor Dryere, un intento fallido por enaltecer el género en nuestro país, pero fallido en verdad. El tedio fue el común denominador de toda la película, difícilmente podría mencionar algún aspecto rescatable de ella. 


No es que sea malinchista, también hay casos de otros países que han hecho del found footage una mala broma (The Gallows y Skinwalker Ranch son insultos a la cinematografía). Pero no todo esta perdido para este género en nuestro país, pueden buscar  "Perdidos" de David Cohen, a mi parecer es una film viable y que incluso podríamos disfrutar, pero como dije anteriormente pienso que este estilo ya esta muy gastado y el seguir con el sólo implica un gasto innecesario por parte de todos. Excelente Viernes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario